© 2016 NEWSODN Compagnia di Maria Nostra Signora
  • Domingo, 20 Septiembre 2020
  • Santa Cándida

La misericordia de Dios que alivia el hambre

Provincia del Pacífico

Las personas pobres del sur de Barranquilla piensan que se pueden morir más rápido de hambre que del coronavirus. En el sur occidente de la ciudad viven aproximadamente 400.000 habitantes, quienes para conseguir el pan de cada día se dedican al “rebusque” (forma de obtener el dinero necesario para la subsistenicia). 

Para sobrevivir en esta crisis, la alternativa que tienen es la solidaridad. En  el barrio La Paz, la mano tendida que salva a personas en situación de discapacidad, ancianos, desplazados venezolanos, (que en estos momentos son más de cinco mil), es la Comunidad Ministros de los Enfermos, Religiosos Camilos: para ellos la inspiración en toda realidad es Jesús, la misericordia de Dios hecha carne. Por eso se dedican con todas sus fuerzas a aliviar el dolor, consolar, acompañar, dar esperanza; y en estos momentos a alimentar a las personas que más sufren. 
 
Para hacer frente a esta pandemia, el apoyo significativo de personas, instituciones y empresas ha permitido a estos religiosos entregar alrededor de mil mercados para mitigar el hambre de una comunidad.