© 2016 NEWSODN Compagnia di Maria Nostra Signora
  • Jueves, 13 Diciembre 2018
  • Santa Lucía

Cambio y renovación

Puesta en marcha de una estructura de acompañamiento para apoyar la buena gestión y mejoramiento continuo de los colegios de la Compañía de María en México.

Septiembre 2013 | Elba Mariana Pedraza Amador (Hidalgo, México) | Misión educativa

“Solamente Dios ha podido inclinaros a que os ofrezcáis a mí, para ayudarme en la empresa, que Él me ha inspirado.”

Más de 400 años de historia educativa dan fe y testimonio del andar de la Compañía de María alrededor del mundo, desde la convicción y certeza que animó a Juana de Lestonnac y a sus primeras compañeras a ayudarle a construir una Compañía para trabajar al servicio del Reino de Dios desde la misión educativa.

Es así que desde 1754, un grupo de mujeres siguiendo ese llamado, tuvieron una participación fundamental en la historia de México al colaborar en la introducción de “un nuevo sistema de capacitación humana e intelectual de la mujer” que tuvo repercusiones e influencia en otros centros educativos debido a que aportaba elementos significativos para transformar la realidad de la época.

Hoy en día, la Provincia de México tiene presencia educativa en la República Mexicana, en el campo de la educación formal, a través de seis colegios, que atienden a niños y jóvenes en el contexto diverso de cinco regiones que configuran la realidad en la que se encuentra cada obra educativa, inmersa además, en cambios sociales, económicos, políticos, científicos y tecnológicos propios de un país en esta era globalizada.

Ante los diversos desafíos y cambios, el reto e invitación para quienes integran cada una de las comunidades educativas, es “servir de una manera siempre nueva”. Muestra de ello es la participación de todos los Centros en el proceso de Evaluación que fue convocado en el periodo 2011-2012, que constituyó una valiosa experiencia de reflexión, diagnóstico y retroalimentación bajo el marco común de los elementos de valor de la Compañía de María, y que permitió detenerse en el camino, releer los pasos en la historia, ser testigos observadores del presente y empezar a dibujar una ruta de futuro.

“Hacer las cosas bien y buscar hacer las cosas correctas”

En el afán por mejorar los procesos y actuar en las obras educativas, se promueve la conformación de “una estructura de acompañamiento que apoyara a la buena gestión de los colegios y al mejoramiento continuo y certificación de la calidad” , pues en congruencia con el Proyecto Educativo se enuncia la necesidad de trabajar por “una educación de calidad, que busca la eficiencia de cada uno de los procesos que conforman la tarea educativa” . Desde estos objetivos, se conforma en la Provincia el Equipo de Gestión Educativa, integrado por tres laicos y una religiosa, buscando de esta manera:
• Un acercamiento entre los colegios desde la coordinación de las zonas que integran la Provincia de México.
• Apoyar a la alta dirección de la Provincia así como a la de los colegios.
• Priorizar y promover la unión de esfuerzos para la consecución de objetivos específicos como Provincia.
• Fomentar una cultura de la calidad, basada en la participación colaborativa en procesos de planeación y evaluación.

Lo anterior bajo las funciones sustantivas (Figura 1) que dan orientación a los planes y acciones que se realicen en los colegios con el fin, entre otros, de elaborar, poner en marcha y evaluar un plan de acción anual que permita la integración de un plan con visión en el largo plazo.


Figura 1. Funciones que acompaña el Equipo de Gestión Educativa

De esta manera, los colegios están entrando a un proceso de renovación, a través del cambio gradual para lograr la transformación necesaria que los lleve a seguir cumpliendo con sus objetivos como institución educativa (Figura 2). Hoy por hoy, esto se ve reflejado en el primer paso hacia la innovación de la “empresa” que Juana de Lestonnac legó. 


Figura 2. Proceso de cambio, renovación y transformación

La innovación en sí refiere “la aplicación de conocimientos y procedimientos que permiten crear o modificar objetos físicos o condiciones para dar solución o satisfacer determinada necesidad sirviendo de catalizador para el desarrollo de capacidades útiles para impactar en la generación de trabajo y en su calidad” permitiendo la integración en este proceso de quienes dan vida a los colegios y que son sus alumnos, padres de familia, docentes, administrativos, personal estratégico, de apoyo y directivos. Como en toda empresa, los cambios causan incertidumbre y asunción de riesgos pero para ello, se recuerda la premisa de que “todas las cosas tienen tiempo y medida”, por ello la mejor forma de lograr el cambio es mediante la sinergia entre métodos, actitudes, conocimientos y unión de voluntades ya que cada paso y esfuerzo, por pequeño que éste sea, será un avance muy valioso en la tarea de transformar, recordando que tenemos que “hacer las cosas bien pero también las cosas correctas”.

En este proceso de cambio, renovación y transformación, los colegios de la Provincia siguen mirando hacia el futuro, buscando la trascendencia de la obra educativa en las generaciones de jóvenes y niños mexicanos, manteniendo la llama encendida por muchos años más. 

Elba Mariana Pedraza Amador: nació en Pachuca, Hidalgo. México. Maestría en Administración y Licenciatura en Ciencias computacionales. Coordinadora del Equipo de Gestión Educativa de la Provincia de México.


Descarga el artículo
aquí
 

AÑADIR COMENTARIO

0 Comentarios